Monteña

Monteña, la cerveza a la castaña del Jerte

Cerveza con raíces, cerveza de la tierra.

Monteña, la cerveza del Jerte

Monteña es una cerveza elaborada siguiendo los métodos tradicionales y artesanos de fermentación y maduración a partir de una selección de maltas y de castañas del Valle del Jerte.

Las castañas provienen de castaños del Valle del Jerte, cultivados entre robledales desde hace miles de años.

Cada otoño, los frutos se recogen manualmente y se seleccionan uno a uno para garantizar la mayor calidad producida en un entorno totalmente natural.

La castaña, el ingrediente fundamental

La castaña tiene una alta capacidad de fermentación, por lo que aporta un excelente efecto sobre la textura de la espuma y una bella coloración a la cerveza. Parte de la castaña se añade a la malta durante la maceración del mosto, convirtiéndose así en un ingrediente primordial. Otra parte se añade posteriormente en cocción, aportando su aroma natural a la cerveza.

En la edición de temporada se utilizan las castañas recién cogidas y asadas lentamente al fuego de leña. Para la edición especial se reservan parte de las castañas recogidas, se secan y se tuestan, aportando así el aroma y sabor característicos de la castaña a una cerveza que se puede disfrutar durante todo el año.

Un sabor excepcional

Esta receta, única en el mundo, confiere un sabor con contrastes, que enfatiza y prolonga un fino amargor.

Es una cerveza potente y delicada, bien estructurada y suave. Presenta un color ámbar intenso con un leve aroma a fruto seco. Su espuma es densa y cremosa, por lo que su degustación se convierte en todo un placer para los amantes de la cerveza. Monteña es capaz de deleitar a los paladares más expertos.

Monteña es una cerveza potente pero amable, que puede beberse en cualquier momento del día. Es ideal para acompañar carnes rojas, embutidos, setas, queso de cabra y, por supuesto, castañas asadas. También puede incluirse como ingrediente en las recetas más exquisitas.